Corazón disléxico

99

CorazondislxPor Lupe Gómez

Terminé el libro que estaba leyendo. Corazón disléxico, de Luis Emilio Guzmán es un libro que me llamó la atención por la temática (treintañeros en proceso de hacerse grandes) y también por la portada (se que suena superficial pero soy honesta). Lo encontré a 2 lucas en una feria de libros usados así que lo compré de inmediato.

Todo el rato encontré que Luca, el protagonista era un desastre de proporciones. Sus pasteleadas lograron incluso ponerme mal genio. También me hizo pensar en los amigos. Este personaje tiene 2 inseparables, pero en verdad no sé por qué. La novela plantea la amistad y el compañerismo como ingredientes importantes, pero no vi mucho de eso, solo gente que esta acostumbrada a verse y que no se hace demasiado bien tampoco. Pero lamentablemente tiene razón, yo he conocido casos…

Lo que si me pareció interesante fue escuchar el relato de una relación sentimental –con sus tiras y aflojes– relatada por un hombre, la que me dejó con muchas dudas: por qué este semi-loser (semi porque se supone que todo le sale mal pero en realidad siempre sale ganando) logra enamorar a esta mujer que parece tan fantástica? Bueno, la respuesta que yo me puedo dar es que el amor es así, no tiene explicación y pasa nomás. Pero igual, el libro no me revela el “click”, ese momento en que ellos enganchan. No es por generalizar pero, cuando una mujer (o un hombre con menos miedo a “parecer maricón”) cuenta la historia, no queda espacio para la duda :).

En conclusión, me entretuve, pero no logré una empatía con el protagonista, quizás sus alusiones pop no ayudaron mucho; referencias a Bruce Springsteen y Fito Paez con las que no pude sentir ninguna complicidad. Ah, y algo realmente grave: faltas de ortografía. Tengo el dato de un corrector de prueba buenísimo… para la próxima.

COMPARTIR
Artículo anteriorGoran Visnjic: mino
Artículo siguienteHotel en tu ciudad

10 COMENTARIOS

  1. faltas de ortografía y en libros publicados! eso sí que no puede ser… con tanto letrado dando vueltas por ahí y que sigan apareciendo acentos de menos, espacios de más, letras que no corresponden. impresentable.

  2. Si, mira, los errores que yo descubrí eran en inglés y de cultura pop, pero por el comentario que encontré en otro sitio, tambien hay problemas de preposiciones y acentos.

    Eddie Breakel en vez de Eddie Brickell
    Carie Fisher en vez de Carrie Fisher
    Dukes de Hazard en vez de Duques de Hazzard
    Yanquees de NY en vez de Yankees de NY
    Playboy Chanel en vez de Playboy Channel
    Ally Mcbeal en vez de Ally McBeal
    Manhatthan en vez de Manhattan
    rodwailer en vez de rottweiler
    sexappeal en vez de sex appeal
    Esso Markett en vez de Esso Market
    pokemón en vez de pokémon
    looser en vez de loser

  3. jaja mira Karen, mi opinión personal es que es entretenido pero tiene detalles medio pernos, como que quiere ser cool pero no. Pero creo que retrata a un grupo de personas que de verdad existe. Que no me gusten, es otra cosa.

    Le falta. Le falta para ser Fuguet, que se nota que es lo que Luis Emilio Guzmán quisiera.

  4. igual querer ser fuguet (sin nada contra él) no es muy original… fuguet quiso un poco ser como los beat… pero bueno, cada quien aspira a lo que mejor le parezca…

  5. no me gusta la onda… en general me molestan un poco los libros con muchas referencias poperas, donde salgan repetidamente marcas, nombres de colegios reales, música de moda en el momento… una que otra está bien, pero cuando abusan, me aburro. la ficción es interesante precisamente por lo ficticio, porque no es real, pero sí probable. y a ti te gusta fuguet?

  6. Si, la verdad me gusta harto y tal vez por las mismas razones que mencionas 🙂 Me pasa que me cuesta enganchar con libros que se alejan de mi realidad cercana, aunque igual pasé por la etapa de realismo mágico (100 años de soledad, La casa de los espíritus, Como agua para chocolate y otras mexicanas).
    Ahora empecé a leer Habitación con Vistas, y aunque encuentro todo muy bonito, me tengo que concentrar mucho más por la época. El hobbit lo empecé como 3 veces hasta que lo logré.

  7. yo tampoco soy muy de la onda mágica (tolkien y eso), también tuve mi época garcía márquez, que al menos en mi caso, fue un poco la transición entre los libros de niña y los de más adulta. ahora no tengo una línea de lectura demasiado definida. me gustan las novelas de época, pero también leo cosas contemporáneas, pero en general medio neutras con respecto a la época, sin muchas referencias.
    te gusta el teatro? quizás te gustaría lo que hace benjamín galemiri.

Dejar una respuesta