La feria

55

Alcachofas-1
Por Paty Leiva

Hoy al medio día pasé por el puente del arzobispo y me reencontré con mi querida “feria de los jueves” al borde del río.

Me encanta la feria, todas las verduras y frutas son mil veces más lindas que en el super, y siempre es divertido lo que los vendedores tienen que decir. Hoy, por ejemplo, el caballero que me vendió peras me conversaba en inglés. Los buenos vendedores siempre la tratan a una como reina. La otra vez, él mismo me había convencido de comprar 2 kg de tuna diciéndome que si no me las comía las hiciera jugo.

Bueno, yo iba solo por un par de duraznos, pero salí con acelgas, zanahorias, tomates, plátanos y zapallo, todo metido en mi bolso –excepto la acelgas que no cabían– para pasar medio piola con el olor a feria de vuelta en la oficina.

COMPARTIR
Artículo anteriorBolsos de la India
Artículo siguienteDía de la secretaria

8 COMENTARIOS

  1. también son buenas las verdulerías de barrio. la que queda cerca de mi casa es atendida por tres guatones adorables, que -parafraseando a paty- tratan a su clientela como parte de la realeza.
    ¿qué vas a llevar, divina? me dice uno cuando paso en la mañana.

  2. si las ferias son buenisimas, una vez en la feria yo estaba escogiendo unos tomates y el cacero un poco molesto por el manoseo a los tomates muy simpatico me dijo ” engañese solita no mas mi reina” lo encontre muy divertido e ingenioso

  3. Qué buen Tema!!! La cultura de la feria es parte de toda mi niñez, cuando iba de vacaciones a La Serena, eran los paseos más entretenidos con mi abuelito. Me compraban anillos de mentira y comía “aceitunas sin amargo”, tal como cantaba un viejujo gordo y grande en esa época.

    Paty, esa feria a la que fuiste hoy, yo creo que es una de las mejores, cuando vivía en Manuel Montt con Provi era fuente de abastecimiento. La echo mucho de menos. Ahora, y de vez en cuando, voy los domingos, es una delicia. Porque además es bonita, no es cierto?

  4. Me encantan las frutas y las verduras de la feria, sólo por su olor….. En el supermercado no tiene olor a nada y son todas desabridas. No hay nada como comerse un tomate con sal y sentir el verdadero olor a tomate recién tomadito…..mmmmmm. En la feria que está cerca del depto de mi pololo, hay un “casero” que tiene huerta y trae tomates y papas….nada más. Y trae poquitos, pero los tomates tienen hasta el tallito de la mata. Hay que llegar temprano, porque los vende rapidito….

    En realidad, todos debiéramos tener una feria cerca de nuestros hogares.

  5. La feria de mi barrio es grandota, medía 3 cuadras cuando llegué acá y estaba a la salida de mi casa, ahora va en 6 y está a una cuadra. Encuentro de todo, no solo las verduras y frutas y los caseros heredados de mi madre, los q dan con yapa 😀 tb hay ropa, artículos de cocina, de ferretería, plantas, libros, chucherías, y muchas cosas más. Es rico ir con tiempo y plata, pero sinceramente hacer el mismo recorrido cada semana me aburre un poco.

  6. ahora que me mudé de región, cuando puedo, paso por la gran feria pinto de temuco.
    lo entretenido es que acá es permanente y abarca todo un barrio, a veces parecido en parte a la vega de santiago.
    se vende de todo. quesos maravillosos, legumbres más baratas y frutillas botadas.

    lo rico de ir a la feria también es que uno sale piropeada entera. una vez en santiago me dijeron “qué va a llevar mi rucia?”… ustedes me vieran, tengo el pelo negro como la noche. ese hombre hizo mi día aquella vez.

  7. si , a mi me encanta como piropean en la feria y además te alimentan, que pruebe la frutilla o la naranja, le gustó?
    en otros paises como en españa nadie te deja pillizcar la fruta, a mi me subieron y bajaron cuando fui a sacar un gajo de uva, me quedé helada porque para mi (chilena) era obvio que podia probar y tocar la frurta antes de comprarla…

Dejar una respuesta