Chinatown chilensis

44

P1010002Por Paty Leiva

Las tiendas importadoras de cosas orientales son mi nueva adicción. Cada vez hay más –de hecho Providencia está casi inundado– y en estos días que he andado vitrineando, no puedo evitar entrar aunque sea a mirar cuanta chuchería venden.

Todo es barato y novedoso (y cómo no, con tanta producción hecha con mano de obra barata). Es un placer culpable salir con una radio hello Kitty o un llavero de Doraemon. El otro día en la Zofri compré un paraguas de colores para mi amiga Pame y me dieron ganas de comprar pinceles y tintas para escribir en papel de arroz.

Bueno (no mucho), Bonito (a veces) y Barato (siempre).

COMPARTIR
Artículo anteriorModa: la máquina del tiempo
Artículo siguienteFeliz Navidad

4 COMENTARIOS

  1. Que entretenido lo de las tintas y el papel arroz, los tengo botadísimos en algun ricon de mi closet, desde cuando tuve un electivo de cultura oriental, hace ya varios años…voy a rescatarlos. Gracias por la idea!

  2. hola… yo no soy de stgo. pero siempre voy para alla a comprarme ropa y todo lo demas… Pero lo que necesito es un buen dato..uno por ejemplo que no sea caro que tenga ropa original, de muchas estilos..la verdad es que toy aburrida de tanto patronato o fallabela… alguien que me ayude.

Dejar una respuesta