El carrito

37

Carro
Por Lupe Gómez

Que agradable es contar con estos clásicos carritos. Sobretodo cuando están bien abastecidos de helados, chocolates y cosas ricas. Son como kioskos ambulantes, salvadores para comprar al paso cuando una anda apurada y cagada de hambre a la vez. Pasé por una etapa de adicción al chocolate Nicolo, luego a las galletas Selz y ahora a la Coca light y a los Doritos.
Un servicio rápido, expedito y a colores :).

1 COMENTARIO

  1. Muy salvadores. En mi caso, muero por los alfajores Lagos del Sur, para mi gusto, los mejores del mundo, y un clásico en todo kiosko de carrito que se precie de tal.

Dejar una respuesta