Carro
Por Lupe Gómez

Que agradable es contar con estos clásicos carritos. Sobretodo cuando están bien abastecidos de helados, chocolates y cosas ricas. Son como kioskos ambulantes, salvadores para comprar al paso cuando una anda apurada y cagada de hambre a la vez. Pasé por una etapa de adicción al chocolate Nicolo, luego a las galletas Selz y ahora a la Coca light y a los Doritos.
Un servicio rápido, expedito y a colores :).

1 COMENTARIO

  1. Muy salvadores. En mi caso, muero por los alfajores Lagos del Sur, para mi gusto, los mejores del mundo, y un clásico en todo kiosko de carrito que se precie de tal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.