Pre y Post natal: Esto va para los hombres

111

Embarazadapor Lupe Gómez

Amigos míos, les entrego un par de datitos que les pueden ayudar a vivir en armonía durante los meses que rodean la llegada de un lindo bebé a casa. Son las preguntas que nunca hay que hacerle a una mujer en durante la etapa pre o post natal para evitar… malinterpretaciones (lo agradecerán):

¿Pero por qué estás tan cansada?
Cómo que por qué estás cansada?! Claro que está cansada! carga con por lo menos 10 kg de más (o 14 o 18!), lo que la tiene sin espalda y con posibilidad de dormir en una sola posición; después una vez nacido el bebé, da leche cada 4 o 3 o 2 horas en horario continuado.

¿No crees que estás comiendo mucho?
Se muere de hambre! Alimenta a “alguien” al mismo tiempo que a si misma; y después, si no come, no produce leche y es responsable de la única alimentación del bebé.

¿Estás como, hinchada o es idea mía?
Todo crece, se pone Bold (como las letras), y una lo sabe, así que si van a hablar de la apariencia solo se aceptan comentarios como: “que bien te sienta el embarazo”, o “estás radiante”.

¿No crees que estás exagerando?
Las emociones salen a flote y puede haber inesperados cambios de ánimo. Nada es exagerado, todo es importante.

10 COMENTARIOS

  1. Excelentes datos. Algo parecido puede suceder, en menor grado, con el SPM (Síndrome Pre Menstrual).
    En fin. Respondo tu pregunta… la Casa Vieja está buena… los datos que salen de ella en la sección de restaurantes de emol.com son bien acertadas. Conmigo se demoraron un poco en atender, pero la comida estaba buena (yo comí corvina con salsa de camarones):P
    Saluditos
    gracias por tu visita
    Shidi !

  2. Bueno, cuando las minas ponen mala cara uno como hombre sólo debe pensar en el hij@ que viene, sonreir y aguantarse de hacer cualquier comentario.

    Cualquier frase inofensiva puede ser considerada como nefasta y llevar a la destrucción del universo familiar. Digan que sí a todo!.

  3. Los hombres realmente creen que tener un bebé es lo más normal y lo ven como algo cotidiano y propio de la mujer. Nunca se detienen a pensar en el gran milagro que se está realizando en el vientre de una mujer. Si tan solo pudieran sentir lo qué se siente, podrían entenderla mejor. Ponerse en el calzado de vez en cuando de la mujer no estaría nada mal. Al hombre lo más trascendental que le pasa es que le crece el bigote.

  4. Buen aporte. Lamentablemente ustedes, niñas, en su afán por ser entendidas y comprendidas, no explican ciertos puntos que ciertamente -si no nos lo dicen- pasamos de largo.

    Yo siempre debo lidiar con eso. No me quejo, pero muchas veces he tenido que motivar a que me digan “qué pasa”. Los hombres pensamos como hombres (qué gran descubrimiento hice hoy!)… y una ayuda de vuestra parte para entenderles siempre es bienvenida.

    Igual, reconozco que tengo mis reparos frente a la expresión de sentimientos y los “antojos”. Es que tampoco he estado en el caso. Confío casarme con una chiquilla que no se aproveche de la circunstancia para que le compre cosas MUY fuera de lo usual… jajaja

    A propósito, supongo que están de acuerdo con el post natal masculino, ¿o no?
    Creo que 5 días es poco. Poco porque por lo menos, ya perdiste dos días de disfrute junto a tu hij@ y tu esposa, porque están en el hospital. Y… ¿tres días será suficiente para maravillarse con esa nueva criatura?

    Por favor… no lo vean como un capeo de trabajo… aunque no dudo que muchos lo vean así.

    Saludos

  5. me parece que el postnatal masculino es de lo mejor. Si uno piensa en que el padre comienza la relacion con su hijo solo desde que nace (no como nosotras que lo llevamos y lo sentimos dentro por nueve meses, lo siento pero se lo pierden …), ademas de lo importante que son los primeros momentos de vida fuera del utero, creo que hay que ser MUY gueon si, como hombre, te pierdes esos momentos. Y bienvenido sean los dias extra de postnatal masculino.

    ademas creo que esa relacion tiene que mantenerse lo mas cercana posible. No basta con hacerle añuñúes la primera semana y luego chao, estoy ocupado. Ellos se lo pierden si no participan de la crianza. No hay nada mas reconfortante para ambos padres que compartir las tareas de crianza. Darle de comer juntos, bañarlo juntos, etc.

    De verdad, haganlo. Es de lo mejor compartir esa chochera. Ademas no hay nada ni nadie mas exquisito y hermoso que ver a su propio retoño avanzar en su desarrollo.

    Por otra parte, un hombre que cuida a su hijo es lo mas sexy que hay!!

  6. la frase de Milagro: “Al hombre lo más trascendental que le pasa es que le crece el bigote” para el bronce!!! saludos y gracias.

    Patricio, el post natal masculino esta muy bien, claro que nunca es suficiente (ni siquiera el de la mujer es suficiente), porque “participan”, no es que “ayuden”, porque el niño también es suyo, como “ayuda” uno a algo que es reponsabilidad de uno mismo?

    Me alegra tu afán por entender a las mujeres, es amoroso de tu parte, pero por favor no te frustres si no puedes, la dura que no es tan fácil, requiere del desarrollo de tu lado femenino y de que logres ser capaz de ver las cosas desde ese punto de vista y no desde el tuyo. Dale nomás, sirve de harto tener hartas amigas y poner mucha atención…

  7. Jeje… eso me hace recordar que -siento yo, a lo mejor me equivoco- las mujeres se esmeran porque las entiendan, y por lo general uno hace el esfuerzo (a veces con resultados satisfactorios…), pero siento que ellas ni se preocupan de entendernos.
    Como si fuera nuestra responsabilidad entenderlas, y sólo una opción que nos entiendan.
    Muchas se escudan con “los hombres son sencillos”, pero eso es un prototipo no más. No todos somos guatones amantes de la cerveza y el futbol, que no vivimos si no nos hacen las cosas. Igual es una imagen muy vieja… pero conozco mujeres que aún nos ven así.

    Lamentablemente nos dejamos llevar por los prototipos del sexo opuesto que nos presentan, y eso, sin duda, es malo. No todas las mujeres son chismosas. No todas las mujeres son amantes de las tarjetas de crédito… etc.

    Conozco mujeres encantadoras. Brillan por su humanidad, feminidad y amenidad. Son verdaderos diamantes. Y lo mejor es que procuran entenderme, y que las entienda. Eso es genial.

    La guerra de los sexos es del siglo pasado… Aunque en sentido estricto, nunca nos entenderemos al 100%. Pero, tengo toda una vida para entender a mi mujer y ella a mi. Toda una vida para aprender con ella, aprender de ella y que aprenda de mi. Toda una vida para compartir desde la cama, hasta la cocina o la limpieza del baño.

    Y espero con ansias el futuro dia en que pueda sentir las patadas de mi hijo o hija, verlo nacer, criarlos… y todas esas cosas. Lamentablemente nunca estaré embarazado. Cuando pienso en lo que debe ser vivir nueve meses con tu hijo, que tu permitiste que se formara con todo amor, me da sana envidia. Pero bueno, nada se puede hacer con eso.

    saludos!

Dejar una respuesta